viernes, 26 de junio de 2009

Joven promesa


1 comentario:

Carlos Alberto Arellano dijo...

Sí, hijo, vas muy bien. ¡Así me gusta! Nunca te achiques. Nunca te sientas menos que nadie. Nunca olvides que mi sangre corre y corre por tus venas. Ajá. Nunca olvides eso. Hijo: El Mundo es tuyo. Sí, el Mundo y Todo lo que hay en él.

Saludos.