sábado, 20 de marzo de 2010

Inundado

1 comentario:

Carlos Alberto Arellano dijo...

A mí los huevos de Pascua me hacen pensar (cada vez más) en las joyas creadas por Peter Carl Fabergé y sus artesanos para los zares de Rusia, la nobleza y la burguesía. Los famosos huevos de Fabergé, sí. Y no porque los de chocolate sean una obra maestra. Más bien por el precio.