viernes, 19 de marzo de 2010

Achuras

1 comentario:

Carlos Alberto Arellano dijo...

¡Jajaja!

Si seguimos pelando bosques para plantar soja (que no está en nuestra dieta, salvo en el interior caliente de los chorizos) el famoso asado argentino sólo quedará en la nostalgia, los sueños, los recuerdos y las charlas de los memoriosos (entre mate y mate) al atardecer.

Saludos.