domingo, 21 de marzo de 2010

1000 HORAS DE VUELO

1 comentario:

Carlos Alberto Arellano dijo...

O… subirse en la máquina del tiempo que Rod Taylor usó en la película «La máquina del tiempo» (dirigida por George Pal en 1960) y viajar a una época ideal en la que la Tierra esté bien tranquila y no moleste con sus terremotos, sus tsunamis y sus tifones. Ya sea en el pasado o en el futuro. ¡Eso es a gusto del viajero!