jueves, 10 de diciembre de 2009

milanesa de soja

3 comentarios:

El Pensador de Ideas dijo...

Coincido y lo aplico a los libros también... Quizás, en gran parte, por la luminosidad de los monitores que irradian cierto brillo que no hacen bien a los ojos y resulta molesto.
Por otro lado el diario digital es, sin lugar a duda, ecológico...
No sé q me pasa ultimamente, pero cada vez que me morfo una milanesa de carne, un choripan, o algo que haya tenido vida previamente me agarra cargo de conciencia.. como si fuera cómplice de los asesinatos a los seres vivos.
Y lo mismo con los diarios y libros... Su sensación en mis dedos me hace acordar a los árboles que fueron talados para convertirse en soportes de letras.

Ana dijo...

Es la pura verdad y además, es algo real; lo vimos en varias materias de mi carrera. Las versiones digitales siempre tienden a abreviar o a acortar la información; sobre todo por cuestiones de espacio.
En ese sentido, es mucho mejor la edición impresa.
El medio tradicional tiene su encanto, ¿no?

pxmolina dijo...

Muy buena ésta!