sábado, 26 de junio de 2010

TINTA CRUEL

1 comentario:

Tropea dijo...

Uy! Espero que al menos, como atenuante, se trate de la maestra de música, más acostumbrada a altos decibeles, instrumentos desafinados y otras calamidades sonoras en sus clases, porque si no es así, realmente es crueldad en toda su crudeza de tintero.