miércoles, 28 de enero de 2009

crisis


3 comentarios:

Alvarez dijo...

Muy bueno Don Cristóbal
Un abrazo

RAMIRO ROSSI dijo...

Carl Gustav Jung sugeriría abrazar "la sombra", los aspectos incómodos de existir-vivir; hacerse amigo de ellos. Evidentemente, el cambio permanente, la metamorfosis contínua, el surgimiento de nuevos deseos y necesidades y el miedo a la frustración que conlleva desear, necesitar: crisis, crisis, crisis.
¿Que diferencia hay entre estar iluminado y no estarlo? - le preguntaron a un sabio de oriente. "Antes de iluminarme, me deprimía"- contestó. "Ahora me deprimo, pero ya no me molesta".Aceptar lo recurrente inmodificable: el cambio, el ansia, la crisis, la tensión de pretender y temer no alcanzar o perder; y discurrir por el lado amable de lo posible, adónde sí pueden encauzarse las energías y operar transformaciones.
¡Un abrazo, Crist!
Ramiro Rossi
Post data: Seguramente en mis palabras expreso más anhelos que realidades (pero me quiero mucho igual(¡Humano (o ser vivo al menos))soy!)

andres casciani dijo...

que buenas libretitas Don Crist